“En España, las políticas de conciliación de los últimos años han sido muy poco efectivas”

Entrevista a Lidia Farré, experta en natalidad y conciliación

  • 03 de Ene, 2018

Los últimos datos que reflejan las estadísticas en España muestran una crisis de natalidad que, si bien se lleva arrastrando de manera preocupante desde 2008, no apunta a una tendencia positiva. 

Aunque la población española haya aumentado en 2016, lo cierto es que sigue afrontando serios problemas en cuanto al decrecimiento de la natalidad. Lidia Farré, profesora de la Universidad de Barcelona e investigadora asociada del IAE-CSIC, nos explica qué papel juegan las políticas de conciliación como solución a un saldo vegetativo prácticamente nulo. Una tendencia que en España se viene arrastrando desde más de una década.

- Algunos teóricos atribuyen la baja fertilidad al cambio de valores sociales experimentados en la mujer. No obstante, otros mencionan la baja estabilidad económica.

- El progreso de la mujer en el mercado de trabajo es, sin duda, un factor clave para entender el descenso de la natalidad. La incorporación de la mujer en el mercado laboral es un factor económico estructural, que impacta en los valores sociales y económicos, y que en gran medida podría explicar la caída de la natalidad durante las últimas décadas. No obstante, hay que tener en cuenta que el descenso en la natalidad desde 2008 parece tener también un componente de carácter cíclico asociado al contexto y a la recesión económica, y no tanto con un cambio de valores.

- Según apreciamos en informes internacionales, parece ser que el conflicto trabajo-familia sigue enfocándose como una cuestión femenina. ¿Cuál es el rol del padre en este conflicto?
- Las encuestas de uso del tiempo continúan poniendo de manifiesto que las mujeres dedican más tiempo que los hombres a las tareas domésticas. Las encuestas de salarios y las estadísticas sobre la composición de las empresas también muestran que las mujeres continúan teniendo sueldos más bajos y ocupando posiciones menos relevantes que los hombres. Esta evidencia puede responder a una fuerte preferencia por las mujeres a dedicarse al cuidado de los hijos y al trabajo doméstico o a la presencia de discriminación en el mercado laboral. Para poder identificar la causa de estas desigualdades deberían en primer lugar desarrollarse políticas que favorecieran la conciliación entre la vida laboral y profesional de los padres.

- ¿Cómo deberían ser estas políticas de conciliación para que fueran eficientes?
- En mi opinión, dos políticas servirían para mejorar la situación de la mujer en el mercado laboral y facilitar la conciliación. En primer lugar un aumento de la oferta de guarderías públicas de calidad. Y otra alternativa sería la introducción de permisos de paternidad obligatorios y de igual duración que los permisos por maternidad. Por ejemplo, los servicios de guarderías públicas facilitarían que la mujer pudiera decidir su oferta de trabajo sin necesidad de negociarla con el resto de miembros de la familia. Así, permitirían la reincorporación de la mujer al mercado de trabajo después de tener hijos, así como trabajar más horas, si así lo desearan.

Podrán leer la entrevista completa a Lidia Farré en la edición nº 145 de PUERICULTURA Market (Enero/Febrero 2018), que pronto les llegará tanto en versión digital como en versión impresa. 
 

Si quieres compartir...   

AGENDA
2301,2018

Toy Fair

Empieza: 23/01/2018
Acaba: 25/01/2018

2701,2018

Playtime Paris

Empieza: 27/01/2018
Acaba: 29/01/2018

3101,2018

Spielwarenmesse International Toy Fair Nürnberg

Empieza: 31/01/2018
Acaba: 04/02/2018

+ Agenda