La ENPC impartió una conferencia sobre esta nueva normativa

La puericultura y el automóvil colaborarán para implementar i-Size

  • 08 de Oct, 2013

Las empresas del sector de la puericultura europea han anunciado la colaboración con los fabricantes de automóviles "en un esfuerzo conjunto para salvar las vidas de miles de niños en toda Europa", según ha apuntado British Products Association en un comunicado de prensa.

Esta asociación forma parte de la federación europea del sector, European Nursery Confederation (ENPC), que organizó una jornada sobre la nueva normativa i-Size durante la feria Kind + Jugend, celebrada en Colonia. Los expertos que participaron en esta inicaiativa se centraron en tres factores que contribuyen actualmente a la mortalidad infantil en los accidentes de tráfico y que son el eje de la nueva ley:

- La edad mínima para que los niños puedan dejar de ir sentados en dirección contraria a la marcha.
- Los sistemas Isofix.
- La mejora de las regulaciones referentes al impacto lateral.

Heiko Johannsen, de la Technische Universitat de Berlín, explicó que el riesgo de lesiones graves en la cabeza y el cuello es más alto cuando el niño tiene entre uno y tres años, ya que la cabeza es proporcionalmente más grande que el resto del cuerpo. Sin embargo y en la mayoría de países europeos, los niños dejan de ir en dirección contraria a la marcha cuando tienen en torno a nueve meses, un momento aún crucial.

Encontramos la excepción a la regla en los países escandinavos, donde los niños viajan en dirección contraria a la marcha hasta que cumplen los tres años. La consecuencia de esto se puede ver en un estudio que muestra que entre 2006 y 2011, el número de niños fallecidos en Alemania aumenta drásticamente a la edad de un año, mientras que en Suecia no se da este cambio tan brusco. La nueva normativa exige que este cambio en la orientación no se haga hasta que los niños tengan un mínimo de 15 meses.

Además, se observó que en accidentes de impacto lateral, los niños requieren una mayor protección para mantener la cabeza bien sujeta por el sistema de retención.

Uno de los riesgos más preocupantes es el uso incorrecto de los sistemas de retención, por no hablar de cuando directamente no se utilizan. Se calcula que dos tercios de los niños europeos viajan en coche sin estar correctamente sujetos. Esto ocurre porque se utiliza la hebilla errónea, porque el cinturón de seguridad del coche es demasiado corto, se trenza o no se aprieta lo suficiente, y porque el asiento se ha fijado de forma inadecuada, entre otros motivos.

Los expertos esperan que la nueva normativa resuelva estos problemas, ya que impondrá sistemas de retención infantil Isofix obligatorios, que se irán introduciendo gradualmente durante los próximos tres años.

Ronald Vroman, de ANEC, asociación que representa a los consumidores europeos en materia de normalización, afirmó que los fabricantes de automóviles y los de sistemas de retención tienen una responsabilidad compartida para el transporte seguro de los niños. Reconoció los desafíos a los que se enfrentarán en el período de transición, en el que la nueva legislación y la anterior convivirán, y puso especial hincapié en la necesidad de sensibilizar a los consumidores sobre el nuevo reglamento para evitar confusiones.

Si quieres compartir...   

AGENDA
2609,2017

Mir Detstva

Empieza: 26/09/2017
Acaba: 29/09/2017

0510,2017

Puericultura Madrid

Empieza: 05/10/2017
Acaba: 08/10/2017

1210,2017

Suisse Toy

Empieza: 12/10/2017
Acaba: 15/10/2017

+ Agenda