Experiencia de compra

La tecnología para atraer al consumidor a la tienda física

  • 31 de Ene, 2019
  • |Oriol Cortés - PUERICULTURA Market

Implementar tecnología en el punto de venta puede ser un elemento diferenciador clave para destacarse entre la competencia y atraer la atención del consumidor.

Las últimas estimaciones apuntan que en los próximos años podría aumentar el número de compradores en las tiendas físicas. Y aunque pueda parecer un dato positivo, los detallistas deberán tener en cuenta que tendrán que competir con otras tiendas físicas para conseguir llamar la atención del consumidor. En este sentido, la tecnología puede jugar un papel clave a la hora de diferenciar nuestro punto de venta, ya que no solo nos puede ayudar a aumentar la clientela, sino que también permite aumentar la lealtad de nuestros compradores. Además, la tecnología puede ayudar también a mejorar la experiencia de compra del consumidor, quien afirma que las experiencias positivas fruto del buen funcionamiento de la tecnología en el punto de venta, mejoran la confianza con una marca.

Disponer de elementos tecnológicos también permite que la tienda física destaque por encima de los competidores, y gran parte de los detallistas considera que las inversiones en nuevos sistemas automatizados y dispositivos tecnológicos son vitales si te quieres mantener al día con la actividad de la competencia. Parece claro que la tecnología puede mejorar la experiencia de compra del cliente, no obstante, no siempre es fácil saber escoger qué tecnologías aplicar en nuestro punto de venta. A continuación, presentamos algunas opciones a tener en cuenta:

Tabletas inteligentes: La tecnología puede ayudar a mejorar el conocimiento de los empleados, al mismo tiempo que brinda una experiencia más eficiente al consumidor. En este sentido, el uso de tabletas es muy positivo ya que permite a los empleados encontrar soluciones y respuestas a las dudas del cliente rápidamente, verificar la disponibilidad de un producto, o incluso realizar pedidos al instante.

Realidad aumentada: Esta tecnología puede ser clave a la hora de diferenciarse de la competencia. Puede ayudar al cliente en el proceso de decisión de compra y le permite visualizarse con un producto en concreto. Además, ya existen numerosas fórmulas para introducirla en el punto de venta.

Inteligencia artificial: Algunos detallistas ya han empezado a utilizar cajas dotadas de inteligencia artificial, aunque los usuarios todavía no acaban de tener claro cuándo están experimentando la inteligencia artificial en tienda. Según algunos estudios, el 60% de los consumidores se siente atraído por la idea de utilizar la inteligencia artificial a la hora de encontrar productos que antes no conocían.

No todo es positivo
A pesar de las grandes ventajas que puedan ofrecer las tecnologías, éstas también pueden representar algún problema. Un estudio realizado por RetailWeek señaló que cerca del 66% de los usuarios encuestados había tenido algún problema a la hora de tratar con la tecnología en el punto de venta. La tecnología también puede acabar afectando a las ventas, ya que un 33% de los encuestados en el estudio aseguró que no pudo acabar la transacción de compra debido a problemas con la tecnología. Así, antes de decidirnos por aplicar la tecnología en el punto de venta, tenemos que asegurarnos que todo funciona correctamente, ya que un mal uso puede acabar creando frustración tanto en el cliente como en los empleados, convirtiendo una posible experiencia positiva, en una experiencia de compra negativa.

Si quieres compartir...