Ventajas y desventajas fiscales de un negocio

Los autónomos: ¿víctimas o desinformados?

  • 26 de Sep, 2019
  • |Angela Biesot - PUERICULTURA Market

Víctor Valencia, CEO de Entorno&Estrategia, reflexiona en PUERICULTURA Market sobre la situación actual de los autónomos y comparte con nuestros lectores sus conocimientos sobre ventajas fiscales y otros datos interesantes para el trabajador.

Autónomo o Sociedad Limitada, sea el tipo de empresa que sea, es importante decidir bien entre las diferentes opciones jurídicas y estar al corriente de las ventajas fiscales (y las desventajas también) que uno puede tener. Igual de importante es conocer las obligaciones frente a Hacienda que se tienen en este caso así como saber qué se gana o qué se pierde al hacer un traspaso del negocio.

En este análisis planteamos, de forma resumida, si realmente el autónomo es víctima de un sistema repleto de limitaciones e impuestos de vértigo o, si se trata de un problema de desconocimiento por parte de quien lleva un negocio detallista de estas características. Para plantear dicha cuestión, Víctor Valencia, CEO de Entorno&Estrategia y especialista en gestión del punto de venta, parte del punto de vista de que los autónomos disponen de las mismas ventajas fiscales que las empresas y, sin embargo, muchos desconcen sus derechos fiscales.

"Los autónomos disponemos de las mismas ventajas que otras empresas de reducida dimensión"

Para empezar, Valencia distingue entre las tres ramas que hay en cualquier negocio y que deben tenerse en cuenta:

1. Comercial. Todo lo relacionado con las compras y las ventas. En este aspecto se debe tener en cuenta que vender más caro es, simplemente, controlar los márgenes comerciales.

2. Financiera. Es la rama del negocio que se adentra en aspectos como las existencias, los créditos, las pólizas de crédito, la liquidez, etc. Suele ser la parte menos rentable en negocios donde no hay flujo de grandes cantidades de dinero.

3. Fiscal. Es la parte más interesante de un negocio y también la más desconocida y compleja. Con diferencia es la rama que genera más rentabilidad en un negocio siempre y cuando se planifique todo correctamente.

El experto asegura que la última rama es la gran desconocida por parte de la mayoría de empresarios y señala su preocupación por el desconocimiento de las ventajas fiscales de las que pueden beneficiarse los negocios. Así pues, ¿qué nos aconseja Víctor Valencia? 

Primero de todo, tener en cuenta que "como autónomos disponemos de las mismas armas que otras empresas de reducida dimensión. Eso no siempre nos lo cuentan las gestorías a la hora de liquidar el impuesto de renta y/o sociedades", explica. "Hay que tener en cuenta que existen diferentes legislaciones que un autónomo se puede aplicar en su negocio a la hora de pagar la renta (lo mismo ocurre en el caso de las sociedades anónimas, sociedades limitadas y sociedades limitadas unipersonales)", añade.

"Las empresas de reducida dimensión -aquellas que facturan menos de 10 millones de euros al año, pueden acogerse a medidas de apoyo económico", explica. En conclusión, el experto recuerda que "Hacienda no deja nunca huecos sin cubrir" y "cuando los procesos se gestionan adecuadamente, uno descubre la gran cantidad de dinero a la que renuncia de forma voluntaria por simple desconocimiento". 

Si quieres compartir...