Industria

De flagship a brandship: la tendencia de la que hablan los retailers

  • 30 de Sep, 2019
  • |Angela Biesot - PUERICULTURA Market

El retail se encuentra en una constante adaptación marcada por la digitalización y la exigencia del comprador de vivir una verdadera experiencia de compra. El experto en expansión del comercio Josep M. Marcos analiza esta cuestión.

Las grandes marcas, por mucho prestigio y cierres en positivo que puedan tener, también buscan el método de supervivencia en un mercado cambiante y, sobre todo, con una tendencia cada día más y más digital. Los retailers, sobre todo en estos momentos, tienen la mirada fija en la experiencia de compra. En este análisis hablamos del concepto flagship y brandship y sobre qué esconde esta tendencia.

El experto en la materia, Josep Maria Marcos (profesor de ESCODI y experto en expansión y gestión inmobiliaria del comercio) explica que las grandes marcas están pasando de ser "un concepto a otro". “Si en una flagship se pretendía mostrar al consumidor toda la oferta de producto de la marca y favorecer las ventas al máximo, en una brandship lo importante es que el cliente viva una grata experiencia de la marca en el establecimiento, independientemente de si compra mucho o no”, explica. 

Así, las brandships se definen como aquellos comercios que quieren ser iconos de la marca independientemente de su rentabilidad comercial. Es decir, son una herramienta de marketing y no un punto de venta con el objetivo de ser una cuenta de explotación positiva. “Las marcas tienen la necesidad de tener un mayor y mejor contacto con el cliente a través del punto de venta, incrementando también las ventas a través del canal online”, explica Marcos.

"El crecimiento de las brandships también tiene una consecuencia directa en el entorno. Por ejemplo, la gestión inmobiliaria de una ciudad turística como Barcelona es influenciada de forma directa por estos comercios". Por eso, el experto nos habla de la “uniformidad comercial” que atraviesan algunas ciudades y que puede distinguirse en tres ramas:

1- Concentración sectorial: los sectores con más margen de beneficio (moda, calzado y subsectores de estos).
2- Concentración empresarial: en este caso, cadenas multinacionales y/o grupos empresariales.
3- Concentración de la propiedad de los locales comerciales. Los inversores buscan incrementos de la rentabilidad que inciden en un incremento de los precios del alquiler de los locales comerciales.

Si quieres compartir...