Fabricantes, distribuidores y detallistas

La relación entre industria y retail, clave para la evolución del sector de la puericultura

  • 23 de Mar, 2020
  • |Oriol Cortés - PUERICULTURA Market

Fabricantes/distribuidores y detallistas especializados coinciden en la importancia de una buena relación entre ellos para el correcto funcionamiento del sector.

Presentamos este análisis con datos y valoraciones extraídas antes de la situación excepcional de crisis sanitaria que está atravesando el país. El sector de la puericultura encara los próximos años con varios desafíos y retos para favorecer la evolución del mercado de productos infantiles, y para ello uno de los elementos clave será la buena relación entre la industria y los detallistas especializados. Para el buen funcionamiento del negocio de la puericultura es necesario que dicha relación sea fluida entre ambas partes, y tanto detallistas como fabricantes han entendido la importancia de poner al consumidor en el eje central de sus estrategias comerciales y poner todos sus recursos para conseguir la mayor satisfacción de los mismos.

Los mismos profesionales son los que apuntan que la relación entre fabricantes/distribuidores y detallistas especializados debe ser estrecha y de confianza, con una colaboración entre industria y retail que será cada vez más determinante. La comunicación constante es imprescindible para una buena relación entre ambas partes, y los profesionales apuntan también a la necesidad de diferenciar bien los diferentes canales de venta, para evitar competencias desleales entre los diferentes actores del sector. En este sentido, los detallistas demandan las mismas condiciones, en caso de que el fabricante decida vender también sus productos de forma directa, y piden, por supuesto, que el canal online no cuente con más beneficios de los que se les ofrecen a ellos.

Lo que sí tienen claro todos los profesionales (fabricantes, distribuidores y detallistas) es que el éxito de unos está estrechamente ligado al éxito de los otros, y más aún en el contexto actual donde el sector debe hacer frente a la situación excepcional de crisis sanitaria, a la bajada en general del consumo, a la bajada de la natalidad, y al crecimiento de las ventas de segunda mano y el préstamo. En este sentido, la información se ha convertido en un valor clave de diferenciación que los consumidores aprecian cuando acuden a un punto de venta físico, y para ello es necesario que la industria ayude a los detallistas a formarse y que les brinden toda la información necesaria para más tarde poder cerrar las ventas.
 

Si quieres compartir...