Covid-19 Y COMERCIO

¿Y ahora cómo?

  • 30 de Abr, 2020
  • |Carmina Meneses - PUERICULTURA Market

Víctor Valencia, experto en gestión del punto de venta, afirma que “dedicarse a lamentarse es lo peor que puede haber ante una contingencia, así que vamos al tajo, porque lo que no hagamos nosotros por nosotros mismos no lo hará nadie”.

En este Análisis, Víctor Valencia, experto en gestión del punto de venta, explica que “ahora toca innovar o como se solía decir con la crisis del 2008-15 ‘reinventarse’ o como se dice ahora ‘repensarse’. ¿Por dónde empezar…?”.

Nuestros clientes a día de hoy estarán como todo el mundo: asustados, preocupados, inseguros de su futuro económico y por tanto lo que os recomiendo para innovar de cara a sortear esta situación es observarlos y sacar conclusiones. Ya sabéis que para innovar es infinitamente mejor observar que preguntar. Esa es la mejor forma de saber cómo afrontar la actividad tras la hibernación comercial sufrida.

Innovando, productos de primera necesidad
Lo primero será adecuarnos a la demanda o lo que es lo mismo a la demanda real, en definitiva, a la cruda realidad, pero con planteamientos nuevos, con soluciones (innovando).

Los consumidores inicialmente y durante unos meses comprarán solo los productos de “primera necesidad” tanto los relacionados con la puericultura como con otros sectores. Los grandes gastos serán menos usuales y por tanto hemos de tener bien claro qué es “primera necesidad” en puericultura; ¿pañales, leches, papillas, cremas, ropa…? Esas seguro que sí, pero hay otros elementos que pueden ser también muy necesarios si sabemos enfocarlos adecuadamente desde nuestros establecimientos.

Lo primero será adecuarnos a la demanda o lo que es lo mismo a la demanda real, en definitiva, a la cruda realidad, pero con planteamientos nuevos, con soluciones (innovando)

Aplicado al sector de la puericultura
Tras el COVID 19, hemos descubierto que el oxígeno (el ozono) es mucho más importante en nuestras vidas, en nuestros hogares, en nuestra salud y, por descontado, en las vidas de los bebés. A partir de ahora, ciertos productos ganarán presencia y demanda, como los generadores de ozono y purificadores del aire para espacios donde esté el bebé; además, medir nuestra temperatura como medida preventiva va a ser esencial durante un largo periodo de tiempo y también la de los bebés, así los termómetros digitales y otros sistemas de detección de temperaturas altas serán más necesarios; los desinfectantes para aplicarse antes de manejar a los bebés también pueden ser de primera necesidad, además del jabón de lavado desinfectante para la ropa del bebé y el desinfectante especialmente indicado para coches y sillas de paseo y sillas auto, incluido el coche en la zona donde van los niños y los bebés…

Todos estos productos ahora pasarían a ser artículos esenciales de primera necesidad y así suma y sigue con todo lo que tenga que ver con la seguridad del bebé desde el punto de vista viral y bacteriológico, ya sea visto desde el ambiente que le rodea, de elementos del hogar y desplazamientos o de las personas que con él conviven.

En este momento lo básico en la mente de todos los consumidores es la salud y el dinero y no porque no se gaste nada, que algo hay que gastar, sino porque en este momento lo que más importa es cómo y en qué se gasta y eso cambia el equilibrio entre el valor del dinero y el valor del producto y ahora es lo fundamental.

Si quieres compartir...