Sector puericultura y Covid-19

Conversación Virtual: Actualidad del Sector de la Puericultura

  • 01 de Jun, 2020
  • |Oriol Cortés - PUERICULTURA Market

Matías Massó, propietario de Matías Massó S.A., e Ingrid Puig, propietaria del punto de venta especializado Bitti (Barcelona), analizan la situación actual del sector de la puericultura.

El pasado 28 de mayo desde PUERICULTURA Market organizamos una conversación virtual entre Matías Massó, propietario de Matías Massó S.A., e Ingrid Puig, propietaria del punto de venta especializado Bitti (Barcelona), para analizar la situación en la que se encuentra el sector de la puericultura, así como el impacto del Covid-19 en su actividad, y el futuro que prevén para el sector. La conversación giró en torno a algunos aspectos clave como la gestión de la crisis en ambas compañías, la situación en la que se encuentra actualmente el sector, los principales cambios que se han visto en el sector, y sus fortalezas.

 

Gestión de la crisis
La pandemia de Covid-19 nos cogió al principio a todos un poco por sorpresa, pensando que la situación en China quedaba muy lejana. A pesar de ello, tanto Bitti como Matías Massó supieron responder con rapidez y agilidad para adaptarse a la nueva situación, sobre todo a partir de la declaración del estado de alarma a principios de marzo. “A nivel de empresa tuvimos que cerrar la tienda física, aunque por suerte desde hace años contamos también con tienda virtual”, apuntó Ingrid Puig (Bitti), que añadió también que “durante el confinamiento abrimos nuevos canales de comunicación como Skype para mantener el asesoramiento con los clientes, además de los canales que ya utilizamos habitualmente, como redes sociales y WhatsApp. Dentro de las limitaciones, creemos que hemos funcionado bien, y aunque no se pueden cumplir todos los objetivos, estamos contentos con el resultado”. Por su parte, Matías Massó apuntó que “la primera semana fue muy caótica, con tiendas que pedían producto, pero los transportistas al llegar veían las persianas bajadas y no hacían las entregas. Con el paso de las semanas se fue estabilizando la situación”.

"Durante el confinamiento abrimos nuevos canales de comunicación para mantener el asesoramiento a los clientes" (Ingrid Puig)

Situación actual
El cierre de las tiendas físicas sin duda ha tenido un efecto en el sector de la puericultura, si bien tanto Matías Massó como Ingrid Puig se mostraron optimistas con los resultados obtenidos. El fabricante, por ejemplo, destacó que “es verdad que, por ejemplo, las ventas en sillas auto han bajado un 50 %, pero estoy convencido que lo recuperaremos las próximas semanas. Además, en categorías como alimentación o puericultura estática no hemos perdido facturación y hemos mantenido las ventas”. En este sentido, la detallista también señala que “ha bajado el consumo en algunas categorías, pero lo imprescindible se ha seguido vendiendo”. En cuanto a la reactivación del sector con el inicio de la desescalada, Ingrid Puig (Bitti) apuntó que “desde el anuncio de la reapertura comercial a finales de abril, necesitamos una semana para poder prepararnos (desinfección y limpieza de la tienda, adaptación medidas higiene…)”, y destacó también que “la gente tiene muchas ganas de volver a la tienda”. Por su parte, Matías Massó comentó que ahora “es el momento de retomar los proyectos que se paralizaron en marzo”. En lo que también coinciden fabricante y detallista es en la necesidad de cooperación entre todos los actores del sector para salir adelante. Así, Matías Massó destacó que “la relación entre fabricantes y detallistas ha ido evolucionando a lo largo de los años y ahora está todo más interrelacionado. Ser un sector ‘reducido’, contribuye a aumentar la confianza entre todos los actores”. Ingrid Puig también destacó en este sentido que “es importantísima la cooperación. Es importante ir todos a una y que las marcas nos ofrezcan toda la información y soluciones” cuando sea necesario.

"Ser un sector 'reducido' contribuye a aumentar la confianza entre todos los actores" (Matías Massó)

Las fortalezas del sector
Si bien es cierto que de momento no son reconocidos oficialmente como productos de primera necesidad, los profesionales del sector sí que defienden la importancia de los productos de puericultura, y esta es, precisamente, una de las fortalezas del sector. “Los productos de puericultura deben ser esenciales, no se dejarán de comprar”, apuntaba Matías Massó, que destacó también que “el parque de consumidores se renueva constantemente, y somos un sector que vende ilusión”. Por su parte, Ingrid Puig (Bitti) destacó que “a pesar de la bajada de natalidad, siguen naciendo niños, y nuestro target principal son los padres primerizos”. En este sentido, reclamó también ayudas del Gobierno que ayuden a fomentar la natalidad en nuestro país.

"A pesar de la bajada de natalidad, siguen naciendo niños y nuestro target principal son los padres primerizos" (Ingrid Puig)

El futuro del sector
La experiencia de compra cobrará ahora todavía más importancia, con un consumidor que durante el confinamiento le ha perdido el miedo al canal online y habrá que ofrecerle algo único y diferente para llevarlo de nuevo a la tienda física. “Ahora la experiencia tiene que ser todavía más excepcional. A parte de las medidas de higiene, ofrecemos también venta asesorada, una buena exposición de producto, y todo ello para ofrecer una experiencia premium”, aseguraba Ingrid Puig. A pesar del crecimiento del canal online, Matías Massó quiso destacar el papel del profesional especializado, “es un lujo contar con una persona con experiencia que te asesore personalmente en la tienda”. En cuanto a los cambios que puede experimentar el sector, Matías Massó comentó que “se podría hablar de aceleración de algunas tendencias, pero con perspectiva veremos un antes y un después en los hábitos del consumidor, la relación con las tiendas, etc.”. Por su parte, Ingrid Puig señaló que “hay ciertas tendencias que hay que esperar a ver cómo evoluciona todo para saber cómo avanzan, porque, por ejemplo, el consumidor español sigue buscando el asesoramiento en primera persona. La tienda física sigue siendo un valor para los futuros padres”. Y en cuanto a los objetivos previstos para 2020, ambos participantes se mostraron muy optimistas. “Ha sido una crisis corta como para notar algún efecto a finales de año. Los niños siguen naciendo y la gente sigue necesitando estos productos. No creo que nos afecte y soy optimista”, apuntó Matías Massó. Mientras que Ingrid Puig señaló que, aunque “a nivel de tienda física las previsiones no se cumplirán, sí cumpliremos con buenos objetivos. Confiamos en ir recuperando clientes poco a poco. Si que hemos replanteado nuestros objetivos, pero con prudencia ante la posible evolución de la situación”.

Ha sido una crisis corta como para notar algún efecto a finales de año. No creo que nos afecte y soy optimista" (Matías Massó)
 

Si quieres compartir...