Paseo del bebé

Efecto del Covid-19 en la categoría de paseo

  • 20 de Jul, 2020
  • |Carmina Meneses - PUERICULTURA Market

El confinamiento hizo descender las ventas de coches y sillas de paseo, pero los profesionales esperan que se vayan recuperando a lo largo del año.

El confinamiento de las familias, que ha obligado a los padres y sus hijos a quedarse encerrados en casa, ha provocado un descenso en las ventas de esta categoría, ya que, sin poder salir de casa, los nuevos padres y madres tampoco han tenido la necesidad ni la oportunidad de adquirir estos productos, hasta que no se ha empezado a volver poco a poco a la normalidad. Para Antoni Martí, director comercial de BEBÉ DUE España, “el efecto de la crisis sanitaria en este segmento de producto va a ser muy importante, pues la campaña de venta de sillas de paseo se incrementa a partir del mes de marzo, pero este año al estar los negocios cerrados, la campaña en su mayor parte se ha visto truncada por la situación, y los padres han recurrido a otras opciones, como el prolongar el uso del coche en la posición de silla, o el préstamo de productos. También hemos de tener en cuenta que prácticamente en 2 meses, el paseo no ha podido ser realizado con normalidad, todas estas circunstancias han provocado que las ventas de las sillas de paseo se hayan estancado”. Del mismo parecer se muestra Héctor Soriano, jefe de ventas del GRUPO OLMITOS, que afirma que “la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 está afectando mucho no sólo al sector los coches de paseo sino a la mayoría de productos de puericultura. En concreto, las sillas de paseo se han visto más afectadas por el confinamiento. A pesar de ya poder salir a pasear, mucha gente todavía sigue reacia a salir a la calle, lo que retrasa la compra de este producto”.

Durante el confinamiento, los padres encerrados en casa no han tenido ni la necesidad ni la oportunidad de comprar estos productos

Un producto de primera necesidad
Para Nacho Barraquer, director comercial de JANÉ GROUP, “la crisis sanitaria no afectará a este producto, puesto que es de primera necesidad. Toda madre que estaba embarazada ha tenido que comprar este producto o similar durante o después del confinamiento”. Y Matías Massó, gerente de MATÍAS MASSÓ, añade que “nuestros principales clientes son los padres primerizos y, por suerte, los niños siguen y van a seguir naciendo. Aunque las ventas hayan sufrido un parón durante estos dos meses de cierre de establecimientos, el coche de paseo sigue siendo un producto de primera necesidad para los padres, por lo que se prevé que las compras que no se realizaron durante este periodo se vayan recuperando a medida que los padres puedan acudir a los puntos de venta físicos para ver, tocar y probar los productos”.

Por su parte, Joan Pi, design department de PLAY GROUP, ve una oportunidad en la crisis sanitaria, valorando que “la precaución de contagiarse del virus y las nuevas medidas de seguridad e higiénicas pueden suponer una cierta reticencia a la compra de productos de segunda mano. Además, si bien es cierto que durante estos meses se ha disparado el consumo online, ha aparecido una campaña muy interesante que fomenta el consumo en pequeños comercios de proximidad, la cual apoyamos al cien por cien con nuestra política comercial y que creemos que pueda beneficiar a detallista especializado en puericultura”.

 

Si quieres compartir...