“Los productos se están adaptando a los intereses y prioridades del consumidor”

Entrevista a Juan José Pérez, administrador único de Macro BeBé, Alcalá de Henares (Madrid)

  • 03 de Jul, 2019
  • |Carmina Meneses - PUERICULTURA Market

En 2007 iniciaba su actividad Macro BeBé en Alcalá de Henares (Madrid), establecimiento especializado en el sector de la puericultura.

Macro Bebé cuenta con una superficie de 540 metros cuadrados de exposición y ofrece una oferta integral de productos de puericultura. Juan José Pérez, administrador único del negocio, detalla que “buscamos diferenciarnos para ofrecer un asesoramiento personalizado a cada cliente en función de sus necesidades y posibilidades”.

- ¿Cómo distribuyen la oferta de producto en el punto de venta? ¿Qué categorías son las que ocupan mayor superficie?
- Apoyamos la oferta comercial de nuestro establecimiento principalmente en tres segmentos: sistemas de retención infantil, carrocería y mobiliario infantil y juvenil. Por supuesto, también trabajamos con artículos accesorios a estas “tres patas”. La pequeña puericultura y la puericultura estática ocupan una superficie menor y la tendencia es incrementar esta desigualdad.
Como nuestro establecimiento está ubicado en una nave industrial carecemos de escaparates. Por el contrario, damos mucha importancia a la decoración de los espacios y los renovamos cada tres meses como máximo.

- ¿Cuáles considera que son las prioridades de los padres a la hora de comprar productos de puericultura?
- Calidad y seguridad son los componentes típicos que buscan todas las parejas para sus hijos a la hora de demandar artículos de puericultura. Sin embargo, el precio se ha convertido en un elemento fundamental a la hora de concretar la venta. La Comunidad de Madrid posee una oferta de puntos de venta de puericultura muy elevada y la facilidad de traslado y transporte que ofrece hace que muchas familias se desplacen muchos kilómetros buscando ofertas en los productos que han seleccionado. Afortunadamente, la contención y vigilancia que muchos fabricantes/distribuidores hacen en los precios de sus artículos está facilitando la progresiva desaparición de competencias desleales. Asimismo, debo destacar la creciente preocupación por la seguridad de sus bebés en el automóvil que provoca que el esfuerzo económico mayor se esté desplazando hacia este segmento del mercado.

- ¿Considera que los fabricantes están adaptando sus productos a las necesidades de los consumidores?
- Por supuesto, la crisis ha hecho una criba importante entre los fabricantes y distribuidores y esto aún no ha terminado. La mayoría de ellos han adaptado sus productos a la situación económica del país y a la demanda por parte de consumidor final. Ejemplos significativos son la generalización en todos los catálogos de sillas auto en sentido contrario a la marcha, coches de paseo más compactos para maleteros pequeños e incluso para que se puedan facturar como equipaje de mano en las cabinas de los aviones. Esto pone de manifiesto que se ha incrementado la preocupación por la seguridad y por dar soluciones fáciles a las demandas de los consumidores. Para lograrlo debo destacar la colaboración con blogueras e influencers que han posibilitado un acercamiento mayor a las necesidades reales del público en general. Cada vez menos se oferta lo que quiere el fabricante, cada vez más se oferta lo que demanda el cliente final.

- ¿Qué expectativas tienen para 2019?
- Así pues, las expectativas, no sólo para el año 2019, sino también para los siguientes años, van a pasar por la adaptación a los nuevos criterios de compra de los consumidores, aprovechando nuestras ventajas respecto a las plataformas de venta online. Además, esperamos que las administraciones actúen frenando el gran desarrollo de las ventas de artículos de segunda mano con políticas de concienciación de la carencia de seguridad que muchos de estos artículos suponen en su uso con bebés, especialmente en cuanto a los artículos que están destinados a protegerlos.

 

Si quieres compartir...