Los ganadores del XXVII Certamen Empresario del Año coinciden en que para triunfar es necesario diferenciarse de la competencia y “trabajar mucho”

Javier Bayón asegura que su éxito se basa en ofrecer una buena atención al público y "productos punteros a buenos precios"

  • 18 de Feb, 2011

El responsable de la empresa familiar Bayón de venta de productos para bebés y niños, Javier Bayón, ganador del premio especial del XXVII Certamen Empresario del Año de Valladolid, aseguró que su éxito se basa en su “empeño de atender bien al público” y en conseguir “productos punteros y actuales”, y venderlos a “buenos precios”, aunque reconoció que este último punto “cada vez es más difícil”.

Bayón participó hoy en un acto en la Escuela Universitaria de Estudios Empresariales de Valladolid, organizadora de estos galardones, junto al resto de premiados este año. Asistieron, entre otros, Javier Meléndez, de Patatas Meléndez, galardonada dentro del sector agroalimentario; Manuel Brizuela, de Construcciones y Promociones Brizuela (construcción); Pablo Merino y Mayaya Cebrián, de la sombrerería Pablo y Mayaya (industria); los responsables de Los Gatos de Íscar (comercio), La Sepia (hostelería) y Evento.es (servicios); Francisco Javier e Ignacio Gómez Salamanca de Comercial Ulsa (empresario joven) y el Club de Rugby El Salvador (iniciativa emprendedora).
Todos ellos coincidieron en que para que una empresa triunfe es necesario apostar por la innovación y la especialización, buscando productos de “calidad” que la diferencien de la competencia, además de “trabajar muy duro” y ponerle “mucha paciencia e ilusión”. A este respecto, destacaron que las personas que deseen poner en marcha una idea emprendedora deben ser conscientes de que es un camino largo y que hay que trabajar muy duro todos los días y estar continuamente formándose.

Javier Bayón explicó que, a los ingredientes tradicionales de contar con productos punteros a buenos precios y con “un muy buen equipo humano” encabezado por su mujer y sus hijos, su empresa ha sumado en los últimos años el esfuerzo por utilizar las nuevas tecnologías.
Así, en 1998 puso en marcha una web para vender sus artículos para bebés y niños por internet, pionera entonces y que hoy es la más importante de España en este sector. Bayón explicó que en estos momentos el 10 por ciento de sus ventas se hacen a través de este canal y que cuentan con 150.000 usuarios únicos al mes, con dos millones de páginas vistas.

Por su parte, Manuel Brizuela explicó que en los últimos tres o cuatro años en torno al 80% de sus clientes han contactado con la constructora a través de internet, de ahí la importancia de ofrecer un buen servicio en la red, una idea en la que incidieron Pablo y Mayaya, quienes calificaron las webs como “una ventana al mundo”, aunque en su caso comentaron que deben tener cuidado porque al ofrecer productos exclusivos se puede convertir en “un arma de doble filo”.

Marketing y calidad
También Javier Meléndez remarcó la importancia de utilizar las nuevas tecnologías porque las webs de las empresas son “la primera imagen” que tienen los clientes de ellas. “El marketing tiene que hacer que el consumidor vuelva, pero además tienes que ofrecer un buen producto”, destacó el director gerente de Patatas Meléndez, quien remarcó que además en el sector agroalimentario es muy importante “dar garantías de calidad” y especificar el origen del producto y cómo se ha tratado después de que en los últimos años haya habido varias crisis alimentarias.
Meléndez señaló asimismo que “el éxito pasa por la diferenciación”, por ofrecer artículos “totalmente diferentes a la competencia”. “La iniciativa hay que tomarla en innovación en todos los niveles, el éxito pasa por tener un objetivo a largo plazo y, sobre todo, por diferenciarte a través de la innovación, donde tú creas que tus rivales no van a llegar”, apostilló.

nortecastilla.es

Si quieres compartir...