Puericultura y coronavirus

ASEPRI reivindica la apertura inmediata de las tiendas físicas de puericultura

  • 27 de Abr, 2020
  • |Redacción - PUERICULTURA Market

La Asociación Española de Productos para la Infancia reivindica que los productos de puericultura sí son esenciales, ya que garantizan el bienestar y la seguridad del recién nacido.

ASEPRI, Asociación Española de Productos para la Infancia, que cuenta con el apoyo de empresas y distribuidores del sector y más de 1.200 puntos de venta físicos de puericultura, reivindica que productos como las sillas auto (de obligado uso en el territorio europeo), los biberones, los humidificadores, la minicuna y la ropa de primera puesta, entre otros, sí son productos esenciales, ya que se trata de artículos imprescindibles para garantizar la seguridad y el bienestar del recién nacido.

En este sentido, desde la asociación apuntan: “Solicitamos con carácter urgente un reconocimiento de los productos de puericultura como productos ‘esenciales’. Hay procesos naturales y biológicos que no pueden ser paralizados ni aplazados, como el embarazo, el parto y la maternidad. El Real Decreto sólo permite la venta de productos de puericultura exclusivamente a través del canal online y entrega a domicilio a través de transportistas especializados en dropshipping. Y no ha tenido en cuenta que el punto habitual para adquirir productos de puericultura se realiza a través de tiendas físicas -el 93% de las ventas de artículos de puericultura se realiza a través de tiendas físicas especializadas-”.

Por todo ello, ASEPRI solicita de forma prioritaria y de urgente aplicación, “la consideración de los productos de puericultura como productos esenciales y que se puedan servir a través de las tiendas físicas especializadas de puericultura bajo un permiso de apertura, reducida y especial, con cita previa, para que puedan entregar los pedidos realizados que con anterioridad han realizado los futuros padres. Hay que tener en cuenta que hay muchos encargos pendientes de entrega que deben ser realizados en las tiendas, esta posibilidad de entrega de pedidos y de atención de necesidades urgentes debe ser voluntaria para los comercios y el cumplimiento de este servicio no debe penalizarse con una renuncia obligatoria a un ERTE, en caso de que se haya presentado, ya que este servicio puede ser realizado en muchos casos de forma individual por el comerciante en régimen de autónomos”.

Y en esta misma línea, desde ASEPRI también señalan que “si se mantienen las mismas premisas de no obligación de renuncia a ERTE, solicitamos que los comercios especializados en calzado y confección infantil tengan la posibilidad de ofrecer cuanto antes este servicio esencial a sus clientes. Por supuesto, garantizando la seguridad de comerciantes y clientes, y aunque sea con limitación de horarios o de días de apertura, entregar los pedidos realizados que con anterioridad han realizado los futuros padres”.
 

Si quieres compartir...