INDUSTRIA

Las nuevas tecnologías afectan a la logística empresarial, ¿pero cómo?

  • 24 de Mar, 2020
  • |Redacción - PUERICULTURA Market

No es lo mismo contratar a un Marketplace que a un partner para gestionar la logística. Y precisamente una buena logística, competente y eficaz, es primordial para todo retailer para sobrevivir a los nuevos hábitos de consumo que afronta el sector.

La tecnología y la digitalización en nuestro día a día ha cambiado la forma de consumir, pero también la forma de recibir los productos que compra el cliente. Esto, para el minorista significa un cambio total en su logística. Actualmente el cliente quiere recibir su producto en muy poco tiempo, quiere poder devolver con facilidad, disponer de un servicio de atención al cliente eficiente y disponible en diferentes canales y 24/7... Las exigencias y los retos que afronta el retail en este sentido son muchos.

Por eso es interesante plantearse ¿cómo se están adaptando las empresas españolas? Según el estudio Las Pymes y el reto de la última milla 2019, elaborado por Stuart y que ha analizado los hábitos logísticos de las Pymes españolas, ha concluido que, en nuestro país, el 84 % de las pequeñas y medianas empresas prefiere optar por un partner logístico frente a un Marketplace para el envío de sus productos.

La diferencia entre el partner logístico y el Marketplace radica básicamente en que uno se trata de un servicio más personalizado y evita pagar comisiones, y el otro es la cesión de gestión de envíos, es decir, contratar un Marketplace para que se encargue de todo el proceso (y sí pagará una comisión por ello).

Del estudio también se concluye que, a la hora de contratar un servicio logístico, los comercios españoles priorizan la fidelización del cliente a través de un partner profesional (un 49 % de los encuestados), mientras que el resto prioriza el precio del servicio y que disponga de un servicio de atención al cliente.

Algo a lo que aparentemente también se le da gran importancia es a la posibilidad de seguir el envío de un producto. Es decir, poder disponer de un aviso en cada retraso de envío o bien, en cambios de rutina de reparto. Además, poder notificar del estado del envío en todo momento y de tener capacidad de estar informados en tiempo real del estado y ubicación del reparto en todo momento.

Si quieres compartir...