Experiencia de compra

Los detallistas de puericultura apuestan por la experiencia de compra

  • 20 de May, 2019
  • |Oriol Cortés - PUERICULTURA Market

Los detallistas del sector de la puericultura también están trabajando para ofrecer al consumidor la mejor experiencia de compra posible.

Los cambios en los hábitos de compra también llegan al sector de la puericultura y los detallistas especializados trabajan para que la compra de artículos para el bebé se convierta en una actividad atractiva para los padres y madres. En este sentido, los detallistas tienen a su alcance diferentes estrategias que permiten generar experiencias únicas al consumidor y le facilitan el proceso de compra, aunque deben saber escoger cuál se adapta más a sus recursos y a las necesidades específicas de cada consumidor. Estas estrategias se pueden clasificar en diferentes ámbitos:

Comunicación y marketing
La mejor manera para crear un impacto positivo en el consumidor es mediante el trato personalizado y cercano. Los detallistas del sector apuestan por un seguimiento del cliente, que les permita saber en todo momento qué es lo que necesita y está buscando. También es importante mejorar la presencia online, con canales que se pueden utilizar para ofrecer información adicional sobre productos o el mismo punto de venta.

Promociones
El consumidor actual continúa teniendo presente el precio. Por ello, algunos detallistas apuestan por ofrecer promociones especiales que llamen la atención del consumidor, o incluso por organizar sorteos en vivo en el punto de venta, y de esta manera atrapar al cliente. Otros detallistas también organizan sorteos entre los clientes que han comprado un producto concreto, o entre los seguidores de sus redes sociales.

Post venta
Es importante mantener una buena impresión incluso una vez la venta se ha cerrado. Los detallistas apuestan por ofrecer servicios adicionales incluso cuando el consumidor ya ha pagado, como por ejemplo la posibilidad de enviar el artículo al domicilio, de montar el producto, o de ayudar en la instalación de ciertos artículos. También se ofrecen posibilidades de financiar las compras.

Actividades en tienda
Una buena manera de crear experiencias especiales para el cliente es organizar actividades en el mismo establecimiento. Algunos detallistas apuestan por organizar eventos y presentaciones para que los consumidores puedan conocer y probar de primera mano las últimas novedades de producto y también se organizan charlas informativas sobre diferentes temas relacionados con la crianza. También algunos puntos de venta apuestan por otras actividades y talleres más participativos (clases de yoga premamá, talleres de fotografía familiar y ecografía, talleres de ‘belly painting’).

Otros servicios y actividades especiales
Algunos puntos de venta, fijándose en lo que se hace en otros sectores, apuestan por ofrecer servicios que convierten la experiencia de compra en una auténtica actividad de ocio. El préstamo temporal de coches de paseo y sillas o disponer en tienda de espacios de simulación para probar los artículos son dos buenos ejemplos, que además permiten generar un vínculo de confianza con el consumidor. También hay quien apuesta por el bienestar del cliente, ofreciendo espacios adaptados al cuidado del bebé (cambiadores o zonas de lactancia), o incluso actividades y distracciones para los pequeños que van a comprar con sus padres.

Si quieres compartir...